Blog de Nityananda

Asmita

Drgdarsanasaktyorekatmatevasmita
Asmita es el obstáculo a nuestra evolución que produce el egoísmo, un egoísmo primigenio anterior y disparador de lo que hoy llamamos así también.
Este egoísmo o egocentrismo nos hace centrarnos en lo que hemos identificado como “yo” en avidya. Nos centramos en la consciencia mental o, de forma más avanzada en lo que llamamos inteligencia, eso que creemos que somos, nuestro ego. Pero, cuando así lo hacemos, nos identificamos sólo con una porción de nosotros -la conciencia mental, vinculada al cuerpo, y al ego. El sentido del yo atribuye una experiencia de ser a lo que son sólo sentidos y procesos en un plano fenoménico. La falta de visión da origen al “yo mental”, el ego. Creemos que el observador y lo observado – la mente- son la misma cosa, al mismo tiempo. Cerramos un círculo de ceguera que nos impide desvelar nuestro ser completo.
El viaje de consciencia implica expandir nuestra presencia más allá de la inteligencia. SOMOS en los tres planos: inteligencia mental (plano de tierra)– alma (plano sutil)– el ser energético (pránico). Lo hacemos desvelando esa luz que ya existe, y, con nuestro trabajo (eliminando las trabas) despejamos los obstáculos en nuestro viaje hacia el ser.
Ahora empezáis a entender por qué hay que hacer este camino.
Repito: el viaje de consciencia implica expandir nuestra presencia más allá de la inteligencia.

Buenas noches, Sadhakas
Reflexiones del maestro