Blog de Nityananda

El árbol de la vida

Cuentan antiguas historias
Que en el jardín donde se inicia lo humano
Hay dos arboles mistéricos:
El árbol del Bien y del Mal,
y el árbol de la Vida.

El árbol del Bien y del Mal genera dualidad.
El árbol de la Vida genera conocimiento en sí mismo,
desde la vida misma.

El habitante del jardín debía cultivar el árbol de la Vida.
Cultivar es cultura, cultura milenaria.
Desde la cultura en su pleno sentido se accedía a la vida.
Cultivo de vida.

Los habitantes del jardín tomaron en cambio
la fruta del árbol de la dualidad y del juicio.

Y determinaron su evolución
por el largo camino al que aboca
la energía de lo dual.

Pero nuestro destino ha sido siempre,
cultivar el árbol de la vida.
De la Unidad.

Reflexiones del maestro