Blog de Nityananda

Amor una vez más

Sadhakas: os ofrezco una reflexión más sobre el tema fascinante del que hemos desvelado una pequeña luz hoy... Es algo que ya comenté en verano, y construye más contexto sobre la pregunta de Paula - ¿cómo sabemos que estamos en el camino del amor?
En todo caso son pobres esbozos -del amor no es fácil hablar con palabras.
Recordad: El amor no es un arcano, es una fuerza. El arcano -cuando se abre el arca- es la posibilidad de acceso a la fuerza del amor.
Uno sabe que está en el camino del amor, que está abriendo su arcano, que está avanzando con la fuerza del amor cuando sentimos que nos enamoramos del mundo, cuando dejamos atrás nuestro ego, cuando nos acercamos a nuestro Ser y por tanto y a través de él al Ser.
Sabemos que estamos en ese camino cuando la fuerza crece cuando se entrega. Es la única fuerza que crece cuando se ofrece. Si no, no es amor.
Sabemos que estamos en el camino del amor cuando la aceleración de los ritmos y los destellos de nuestra mente son cada vez más brillantes; porque el amor nos hace relacionar lo que es perceptible por nuestros sentidos y lo que no lo es... nos hace ver una realidad con mucha más luz -un micro ejemplo es cómo veis el mundo cuando os enamoráis. Recordad...
Sabemos que estamos abriendo el arcano del amor cuando a través de él nuestra consciencia se altera, y se eleva.
Cuando el ser humano se abre a la percepción de esta fuerza, nos hacemos capaces de transformar el mundo. Cuando somos capaces de transformar el mundo, reírnos de nuestras obsesiones, abrir paso a nuevas memorias... sabemos que estamos fluyendo con la fuerza del amor.

Estoy seguro de que ahora muchos de vosotros entendéis todo esto mucho mejor que en verano... ahora entendéis cómo la fuerza del amor crece cuando se entrega, cómo es la única fuerza que crece cuando se ofrece y, si no, no es amor ...
Y esto, esta característica única y mistérica, explica y vindica el amor como fuente de vida.

Reflexiones del maestro