Blog de Nityananda

Un reto

Hola queridos Sadhakas, feliz sábado.

Hoy prometí proponeros un reto. Como habéis visto, he abierto un canal para que quien quiera seguir hablando de coronavirus lo haga sin inundar de información, a veces incorrecta o innecesaria, nuestros espacios de crecimiento.
Así que volvemos a tener el canal NITYANANDA COMPARTE libre para crear Viveka (conocimiento) y crecimiento entre todos.
Antes de esbozar el reto, un poco de contexto:
En la tradición yóguica más genuina, sólo se considera conocimiento cuando la persona ha experimentado lo que comunica, cuando ha vivido de hecho aquello sobre lo que habla. Por eso solo se es maestro cuando te has auto realizado; no se puede transmitir lo que no se ha vivido. Quien aprende de estos caminos intelectualmente, puede ser un erudito, haber leído miles de libros, y, sin embargo, evolutivamente, no haber avanzado gran cosa. No se puede ser maestro así. Quien pretende transmitir esto desde lo intelectivo, sólo impacta a intelectos, pero no al ser, a la persona integral.
En el camino de consciencia, un Yama fundamental es SATYA, “verdad/sabiduría". SATYA implica que, desde la consciencia, solo decimos la verdad; no como un imperativo moral, o dogma o doctrina: más bien como la única forma posible de transmitir energía desde la palabra, y de huir del "no ser" desde la emisión de lo que "no se es". SATYA, además, implica que lo que decimos lo hemos experimentado; lo que decimos, SOMOS. Si no, es mejor decir "he leído que…”, "Nietze escribió que…" etc. Solo cuando lo vivimos, cuando lo hacemos nuestro, cuando se convierte en parte de nuestro ser, de nuestras memorias, de nuestro dharma, entonces nuestra palabra es SATYA.
Y, como ya expliqué en numerosos SatSang, la mentira consciente es uno de los mayores ladrones de energía y de los mayores impedimentos evolutivos: nos obliga a crear avatares de "no soy", tantos como mentiras decimos, que tenemos que mantener con nuestra energía y a costa de nuestro crecimiento y evolución.
Por último, en esta sociedad del mínimo esfuerzo, nos estamos acostumbrando al "copy-paste" en casi todo. Lo que es muy eficaz en aspectos operacionales de la vida… es, sin embargo, totalmente entrópico en lo que se refiere a crecimiento y evolución. Vemos algo que nos gusta, lo compartimos, como si fuésemos nosotros los que "decimos" esa frase o esa idea o ese artículo… pero no lo somos, simplemente nos ha gustado, o nos gustaría ser lo que hemos leído, o nos gustaría ser quienes hubiésemos escrito lo que hemos mandado. No hay valor vuestro cuando copiáis, sois meros mensajeros sin vuestro valor añadido genuino, sin el DNA de vuestro ser…
Recordad, hemos evolucionado mutando, no replicando. Compartir lo que nos gusta en redes sociales está muy bien, no me entendáis mal… pero podemos hacer más en este entorno de crecimiento y evolución. Si vuestro propósito es crecer, y hacer crecer a otros, tenéis que poner DE VUESTRO SER información mutada, añadida, basada en vuestros pensamientos, en vuestra experiencia, y la ofrecéis como un regalo a los demás.
Es parecido a lo que ocurre con el famoso refranero español. ¿Cuántas personas se han sentido sabias y han repetido hasta la saciedad los miles y muchas veces certeros refranes españoles? Pero… ¿cuánto ha hecho crecer su conocimiento el tener una sabiduría ya empaquetada con la que lo único que hay que hacer es memorizarla y replicarla? Y… ¿cuánto hay de ti, de tu contribución en todo ello?
¿Cuál es el reto entonces?
El reto que os propongo es, poco a poco, convertir el canal "NITYANANDA COMPARTE" en un canal SATYA.
Me encantaría ver cada vez menos copy-paste compartidos de algo que nos ha llamado la atención pero que no es genuinamente nuestro… y MÁS VUESTRAS IDEAS, VUESTRAS REFLEXIONES, VUESTRAS EXPERIENCIAS, COMENTARIOS SOBRE VUESTRA EVOLUCION, VUESTRA PRÁCTICA DIARIA, CÓMO ESTÁ CAMBIANDO VUESTRA VIDA, Y COMO ESTÁIS AFECTANDO A LA DE OTROS… En definitiva, enriquecer a todos desde la energía de vuestra experiencia, fenomenológica, astral (emocional, intelectual, o en el plano mas alto, amorosa) o energética. ESO SI QUE AYUDA A LA EVOLUCION DE TODOS. ESO SÍ QUE ES COMPARTIR, GENUINAMENTE, LO QUE SOMOS.
Sé que con esto puede reducirse considerablemente el flujo de información… Pero confío en vuestro coraje, en vuestra consciencia del poder de la vulnerabilidad, del reconocimiento de la ignorancia como camino de crecimiento.
¿Os apuntáis al reto?
Un abrazo, queridos Sadhakas

Reflexiones del maestro