Blog de Nityananda

Tristeza

Hola queridos Sadhakas.
Tras un periodo lunar de 28 reflexiones, y un descanso de 40 días y 40 noches de asentamiento, de interiorización y de “ayuno” de reflexiones en el desierto (con una reflexión intermedia sobre el amor -como una gota de agua fresca), hoy recomenzamos un nuevo ciclo.

Hoy seguíais interesados en la tristeza, de la que ya hablamos larga y profundamente en un SatSang hace más de un mes. Os recuerdo un pequeño resumen que hice en una reflexión anterior. Leedlo despacio -cada frase tiene mucho fondo: …” Hemos descubierto la responsabilidad que todos tenemos de estar bien. Que podemos salirnos de estereotipos, patrones, hábitos conductuales y emocionales formados en nuestra aurora evolutiva, y desarrollarlos desde la consciencia. No, la tristeza no es inevitable. Es una reacción, está solo en nuestra mente, es victimista. No hay tristeza, hay más o menos Ananda, es un continuo. Y la tristeza es siempre apego, y el apego es un ancla silenciosa e implacable… y nos hace querer que la realidad no sea lo que es y vivir en una que no existe sino en nuestra mente.”
Y, en este contexto de la tristeza, desvelamos las Kleshas, las barreras para nuestra evolución, las fuentes de toda aflicción humana, todas hijas de la ignorancia, de no ver la realidad tal como es. Avidya, Asmita, Ragah, Dvesah y Abinivesah… Algún día quizá volvamos a ellas desde vuestra energía”
Hoy empiezo a cumplir esa promesa, desde la energía de vuestra pregunta. En los próximos días, exploraremos las Kleshas, una a una, día a día.
Buenas noches, Sadhakas.

Reflexiones del maestro